Publicado en TAREAS PENDIENTES

MUCHO…MUCHO…NADA…NADA

La verdad es que nada me hacía imaginar que iba a acabar el día como ha acabado.

Parecía un lunes normar (que para mi ya era algo anormal) parecía que no tenía excesivo dolor y que me había levantado con ganas de hacer cosas.

He ido al instituto a  presentar la matrícula de mi hijo, después a comprar tinta para la impresora, luego a llevar un paquete al punto pack y a recoger otro…..(en menos de un año he hecho más transacciones con Vinted que en tres años con walapop), he visitado a Nuria en su peluquería y hasta ahí bien, me sentía bien casi como una persona normal haciendo cosas normales a un ritmo normal y de una manera natural.

A vosotros os puede resultar extraño cómo hablo de esas cosas “normales”  y es que para mi hacer ese tipo de cosas no es algo normal, mi fiel compañera la fibromialgia se encarga de eliminar cualquier resquicio de  normalidad en mi vida.

Después de comer mi cabeza ya ha estallado, ya se ha enfadado con el mundo mundial y después de pasar toda la tarde postrada en la cama al final, por la noche ha asomado su pesar. Un agotamiento mental ha invadido todo mi ser y de repente me he visto mirándome a mi misma y no reconociéndome.

Estoy amargada, enfadada y salto a la primera, de repente veo que mi día está lleno de tareas , recoger mi casa y cada vez me enfada más tener que hacerlo pero es que luego quiero disfrutar de salir a pasear un rato con mis cascos puestos y no lo hago porque mi cuerpo no quiere moverse……..me gusta pintar o dibujar y ya no lo hago nunca, es más tengo varios dibujos empezados y cuando pienso en ponerme me da pereza, es como si ya no me gustara pintar pero en el fondo se que me encanta, me relaja y cuando veo el resultado a pesar de que soy muy perfeccionista me suele gustar lo que veo cuando termino, así que me da por pensar que otra vez mi cabeza se llena de niebla para impedir que haga lo que quiero.

Me gusta hacer manualidades ahora que se me dan mejor que cuando era pequeña pues tampoco las hago porque me da miedo empezar y no terminar.

Creé esta pagina porque quería mostrarme al mundo como soy sin miedo a que me critiquen pues otra cosa que no la termino, debería escribir todos o casi todos los días pero se pasa el año y vuelvo a pagar y me doy cuenta que apenas publiqué dos cosas. Es como si se convirtiera en una tarea en lugar de en un hobby.

Debería hacer yoga o pilates todos los días pues nada como siempre me descargo un programa lo hago un día y ya…..otra “tarea” sin terminar.

Estoy echando tripa, venga pues abdominales ¿Por qué no iba a poder hacerlos? Pues no se pero al final tampoco los hago.

Así que al final mi cabeza no deja de decirme cosas que podría hacer para sentirme bien pero como las convierte inconscientemente en tareas, pues acaba porque termine el día cómo hoy preguntándome por las esquinas qué quiero hacer para divertirme y no encontrar nada.

Lo dicho MUCHO……MUCHO……NADA……NADA